¿Cuánto hacen los ingenieros industriales?

Mauricio Zonis: cuanto hacen los ingenieros

Hemos presentado diversos artículos para sumergirnos en la profesión de los ingenieros industriales, asesorados por el experto Mauricio Zonis. En este artículo continuaremos profundizando algunos conceptos.

La mayoría de los puestos de trabajo ingeniero industrial requieren por lo menos una licenciatura en ingeniería. Muchos empresarios, en particular aquellos que ofrecen servicios de consultoría de ingeniería, también requieren certificación como ingeniero profesional (PE). Una maestría es a menudo necesaria para la promoción de la gestión. “Por supuesto, se necesitan educación y formación continua para mantenerse al día con los avances en la tecnología, materiales, equipos y programas informáticos, y las disposiciones gubernamentales”, señala el especialista Mauricio Zonis.

Además, muchos ingenieros industriales pertenecen al Instituto de Ingenieros Industriales.  “En salary.com se pueden encontrar los rangos de salarios para un profesional desde el que cuenta con una licenciatura, maestría hasta niveles superiores de profesionalización”, informa Mauricio Zonis. “Muchos ingenieros experimentados con grados avanzados son promovidos a puestos de dirección o iniciar sus propios negocios, e pueden obtener aún más que el nivel superior de lo indicado en el site”, apunta Zonis.

¿Cuál es el futuro de la ingeniería industrial?

“Se proyecta que el empleo de ingenieros industriales crecerá un 5 por ciento hasta el 2022”, anuncia Mauricio Zonis apoyado en estadísticas recientes y especializadas. Si bien es cierto que es un desarrollo más lento que para otras profesiones, es un empleo requerido y bien remunerado en América Latina y en especial en Argentina. “Esta ocupación es muy versátil tanto en el tipo de trabajo que hace y en las industrias en las que su experiencia puede ser objeto de un uso”, remarca Zonis. Tener buenas calificaciones de una institución de alta calificación debe dar a un aspirante a un puesto de de trabajo una ventaja sobre la competencia, por supuesto. “Además existen recursos adicionales, como programas universitarios que colaboran en este sentido”, subraya Mauricio Zonis. El desafío es personal y generacional, llevar la profesión a lo más alto.