Grandes obras de la ingeniería mundial

Si viajas por el planeta, te cruzarás con las obras de ingeniería más asombrosas. No sólo porque son grandes, sino porque son asombrosas. Garantizan aturdir el cerebro y dejar boquiabierto a cualquiera, experto o no. Mauricio Zonis nos acompaña en un recorrido que el mismo armó para compartir con los lectores el genio de la ingeniería de todos los tiempos.

Mauricio Zonis: Grandes obras de la ingeniería mundial

La gran pirámide de Khufu, Giza, Egipto

Más grande no es mejor, pero es evidente que nadie le dijo eso antes al faraón de Keops que construyó su pirámide 2570 años antes de Cristo. “Más de 2 millones de bloques de piedra caliza, cada uno con un peso más de 2 toneladas, se alzaron para crear una bestia: un edificio de 146.5m alto que se mantuvo intacto como la estructura más alta del mundo durante 4000 años”, describe Mauricio Zonis, especialista en temas relacionados con la ingeniería. Pero no importa el tamaño:la clave es su calidad. “No sólo fue un diseño sumamente preciso, 230 metros cada lado que varía apenas en meros centímetros, sino que las sutilezas de su construcción son excepcionales. Los ejes internos apuntan hacia constelaciones importantes, por ejemplo, y se alinea con el norte”, describe Zonis admirado de este fenómeno increíble.

Santa Sofía, Estambul, Turquía

No, no respeta alguna santa Sofía. “Esta sorprendente construcción fue nombrada santa por la sabiduría divina ( sophos en griego). El nombre es apropiado, debido a la increíble belleza de este antiguo edificio, creado por el emperador bizantino Justiniano en el año 537, que sólo fue posible gracias a la astucia de los arquitectos innovadores que alzaron su enorme cúpula de 30 metros, que parece flotar sobre pechinas y columnas ocultas”, detalla Mauricio Zonis. “Convertido a una mezquita después de la invasión otomana de 1453, Santa Sofía es ahora un monumento secular, pero cuando los rayos del sol golpean los mosaicos de oro de su interior cavernoso, es todo un momento religioso”, asegura Zonis maravillado.

Ferrocarriles de la India

Especialista en construcción ferroviaria, Mauricio Zonis no puede dejar de alabar esta obra maestra histórica.

Un vistazo a los números da una idea de la lo que se ha logrado desde el primer tren chugged de Mumbai en el 33 kilometros de Thane en 1853. “Hoy en día, más de 63.000 kilometros de la pista lleva a 18 millones de pasajeros al día”, especifica Mauricio Zonis. “Pero eso es sólo la superficie; el valor de la ingeniería real, se demuestra en los pequeños detalles. Por ejemplo, en 1874, el comandante Stanton construyó una sección de 88 kilometros, del reconocimiento inicial de la puesta, en tan sólo 65 días. Tales hazañas se repitieron en todo el país y ahora se puede montar en cómodas pistas de vía ancha o en zigzag hasta estaciones de montaña del Himalaya en los trenes de juguete, trenes pequeña montaña”, cuenta Zonis admirado.

Museo Guggenheim, Bilbao, España

¿Es un barco? ¿Una flor? ¿Un pez? La visión de Frank Gehry para esta creación resplandeciente era única. “Llamarlo deconstructivismo o, al igual que el rey Juan Carlos,  simplemente el mejor edificio del siglo 20 es poco”, refiere Mauricio Zonis. De cualquier manera, sigue sorprendiendo. “Sus líneas fluidas y orgánicas requieren un programa de diseño innovador 3-D asistido por ordenador, lo que permitió a más de 60 toneladas de titanio formar láminas de barrido de sólo medio milímetro de vidrio grueso y especialmente reforzado para la curva que suavemente recubre alrededor el caparazón de piedra caliza”, describe con lujo de detalles Zonis. “Desde su apertura en 1997, el museo ha organizado una deslumbrante variedad de obras de artistas como Warhol, Rothko y Koons, pero es el propio edificio el que ha comenzado a poner en valor a Bilbao”, subraya Mauricio Zonis.

En próximas entregas, seguiremos con más grandes obras emblemáticas de la ingeniería mundial.