Ingeniería genética, su evolución

El experto en el tema, Ingeniero Mauricio Zonis, hace un repaso por los acontecimientos que marcaron la historia de la ingeniería genética y algunos hitos que decidieron su rumbo.

  1. “El Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que los organismos genéticamente modificados podrían ser patentados, lo que permitió a la compañía petrolera Exxon comenzar a usar un aceite que comía un microorganismo“, detalla Mauricio Zonis.
  1. “Los científicos de Monsanto fueron algunos de los primeros en modificar genéticamente las plantas, y cinco años más tarde, probaron sus primeros cultivos genéticamente modificados“, relata Zonis y recuerda que se trata de la empresa más grande hoy día en el rubro.
  1. “Los científicos crean genes insertados en la soja, creando así finalmente lo que se convertiría en la más común de los OGM: la soja tolerante a glifosato“, cuenta Zonis. “Hacer un cultivo que era resistente a herbicidas, hizo mucho más fácil y más barato para los agricultores para el control de malezas mientras produce altos rendimientos. Pronto, otras semillas transgénicas fueron desarrolladas -incluida la patata, algodón, arroz, caña de azúcar, remolacha azucarera y de tomates, con la intención de hacer de estos cultivos resistentes a insectos, antibióticos, enfermedades, herbicidas y pesticidas“, refiere Mauricio Zonis.

Hoy en día. No ha habido suficiente investigación para determinar si los OGM son completamente sanos para los seres humanos. Aunque la FDA lo ha nomenclado como seguro. “Algunas preocupaciones incluyen el miedo que alterar el estado natural de un organismo tiene consecuencias desconocidas para los seres humanos, y que los genes significa mantener las plantas resistentes a los herbicidas o antibióticos podrían perjudicar a los seres humanos más adelante. Por ahora, estas preocupaciones no han sido demostradas“, aclara Zonis.

“Aunque el debate sobre si los OGM son seguros para los seres humanos y el medio ambiente se recrudece, quizás es importante recordar que los OGM no son necesariamente todo el lado de la historia. Y mientras que Monsanto y empresas similares que venden semillas transgénicas resistentes a herbicidas, junto con su tocayo de herbicida de marca líder no son exactamente parte de la agricultura moderna más sostenible, se fuerzan las etiquetas de OMG en los productos alimenticios“, detalla Zonis.

En una serie de informes de seis meses para Grist, Nathaniel Johnson concluyó que abrazar o prohibir los OMG no hará una gran diferencia. “Asimismo, Beth Skwarecki de Lifehacker está de acuerdo, señalando que la prohibición o aceptación de los OGM es apenas, reorganizar la cuestión“, cuenta Mauricio Zonis acerca de los entendidos en el tema. “Si estamos luchando por la industrialización de la agricultura”, escribió, “OMG son el campo de batalla equivocado”.